Esta web utiliza cookies para que se tenga la mejor experiencia de usuario.
Al continuar navegando se está dando consentimiento para la aceptación de dichas cookies y de nuestra política de cookies.
x

Clínicas y Contacto

 

Tratamientos Corporales

 

Medicina y Cirugía estética

 

Dietas personalizadas

 

Tienda

 

Blog

Clínicas y Contacto
Tratamientos Corporales
Medicina y Cirugía estética
Dietas personalizadas
Tienda
Blog

Sensaciones Bótox




Bótox: una solución eficaz para frenar el paso del tiempo

La toxina botulínica tipo A, conocida popularmente como Bótox, es en la actualidad el tratamiento estrella antiaging en los centros de medicina estética, debido a su versatilidad en los tratamientos para alisar la piel, reducir las arrugas, disimular "patitas de gallo", y las arrugas del entrecejo o de la frente.

Mediante el Bótox, realizaremos un completo tratamiento antiedad, pues no solo trataremos las arrugas de expresión existentes causadas por la contracción repetida y continuada de los  músculos faciales, sino que también actúa como un tratamiento preventivo de la aparición de nuevas líneas de expresión.

Podríamos decir pues, que el tratamiento con Bótox tiene 2 finalidades:
evitar la formación de arrugas gracias a la relajación temporal de los músculos implicados en la formación de las arrugas, y además tratar las existentes.


 La tendencia actual es la aplicación de Bótox en dosis menores y más diluidas para conseguir rostros más naturales, para ello se debe de comenzar realizando un estudio de la musculatura facial, tanto en reposo como frunciendo el ceño o marcando las arrugas mediante gesticulación forzada, para realizar un diagnóstico de la fuerza de la musculatura a tratar.

 El éxito de este tratamiento consiste en poner la dosis justa en las zonas indicadas, sin excederse ni en la dosis ni en la cartografía facial, así evitaremos el provocar rostros inexpresivos, ya que lo que debemos de conseguir es mantener una expresión natural del rostro, pero mitigando las arrugas faciales.

 Los resultados del tratamiento pueden durar de 4 a 6 meses.

 Duración del tratamiento:
La mejora se puede visualizar a los 4 o 7 días del tratamiento, y a los 10-12 días los resultados son ya totalmente satisfactorios, con una duración media que oscila entre 5 a 7 meses. 

2 sesiones al año son suficientes como tratamiento antiaging y para el tratamiento de la propia arruga en sí. 
  
El tratamiento de Bótox combinado con un peeling de fenol, radiofrecuencia Accent, y ácido hialurónico, es el cóctel perfecto para mantenerse radiante y vital durante mucho tiempo.

Clínicas Calatayud, tiene la autorización sanitaria concedida por la conselleria de sanidad valenciana para la administración de la denomina toxina botulínica tipo A, para el tratamiento estético de las lineas de expresión.