Esta web utiliza cookies para que se tenga la mejor experiencia de usuario.
Al continuar navegando se está dando consentimiento para la aceptación de dichas cookies y de nuestra política de cookies.
x

Clínicas y Contacto

 

Tratamientos Corporales

 

Medicina estética

 

Dietas personalizadas

 

Tienda

 

Blog

Clínicas y Contacto
Tratamientos Corporales
Medicina estética
Dietas personalizadas
Tienda
Blog

Los antioxidantes




Los antioxidantes son elementos presentes tanto en la dieta como en el organismo capaces de disminuir el daño que algunos productos de oxidación (radicales libres) tienen en nuestro cuerpo, estos radicales deterioran las células. Los antioxidantes pueden ralentizar o posiblemente prevenir el desarrollo de algunas enfermedades, como el cáncer o las enfermedades cardiovasculares, y otras degenerativas, como el alzhéimer o el propio envejecimiento.

Además de los que produce el cuerpo por sí mismo, existen antioxidantes presentes en diferentes alimentos, se encuentran principalmente en los alimentos de origen vegetal. Los principales antioxidantes presentes en nuestra alimentación son:

    La vitamina A se encuentra sobre todo en los alimentos de color naranja: zanahoria, mantequilla, yema del huevo, mandarinas, albaricoque, calabaza, melón, melocotón, etc. También está presente en productos de otros colores como perejil y espinacas. Y por último, esta vitamina está en varios pescados: pez espada, anguila, sardina, atún, y sobre todo en el hígado de cualquier pescado. La vitamina C está presente casi siempre en frutas y verduras de color verde y rojo: perejil, tomate, pepino, cítricos, melón, pimiento, kiwi, brócoli, grosellas, fresas, fresones, cereza, etc. La vitamina E se encuentra principalmente en los aceites de origen vegetal (oliva, maíz y girasol), frutos secos, semillas y cereales. El zinc es un antioxidante que encontramos sobre todo en los cereales, las ostras y frutos secos. Selenio: se trata de un mineral que forma parte de algunos enzimas con actividad antioxidante. Las principales fuentes de selenio son los huevos, las setas, los cereales (arroz y trigo, sobre todo en su versión integral), el marisco, pipas de girasol, ajo, etc. No hay que olvidar que el selenio está también presente en los músculos de los animales, por lo que la carne es otra de las fuentes de este mineral en nuestra dieta. Los polifenoles están presentes en las frutas rojas, los cítricos (mandarina, naranja y limón), el aceite, la uva y derivados, el polen, el té, las aceitunas o las legumbres.
La Asociación de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de Euskadi (ACTAE), aporta una lista donde se incluyen los diez alimentos más ricos en antioxidantes:

    Los aguacates Las bayas: moras, fresas, frambuesas, arándanos... El brécol El repollo y todas las coles en general Las zanahorias Los cítricos Las uvas (que contienen hasta veinte antioxidantes) Las cebollas (sobre todo las moradas) Las espinacas Los tomates

Los expertos consultados coinciden en que la mejor recomendación es seguir una dieta equilibrada. "No se trata de consumir el mayor número posible de antioxidantes, sino que se ha de tomar la cantidad adecuada a cada situación, ya que el exceso de vitaminas también puede ser perjudicial. Además, conviene llevar una vida moderadamente activa, evitar fumar, el estrés o la contaminación ambiental, así como la sobre-exposición solar", comenta el profesor Bittor Rodríguez, profesor de Nutrición y Bromatología de la Universidad del País Vasco.

Una fuente esencial de antioxidantes son las frutas y las verduras. Está demostrado que su consumo es beneficioso para la salud. Según Michael Ristow, profesor de Nutrición Humana de la Universidad de Jena (Alemania), "es un error pensar que estos alimentos son buenos sólo porque tienen antioxidantes; contienen centenares de otros ingredientes que son esenciales para prevenir multitud de enfermedades". Esos otros elementos no se encuentran en las pastillas de vitaminas.

Una dieta equilibrada supondría ingerir al día unas cinco raciones de frutas, hortalizas y verduras, sobre todo frescas. También incluye entre tres y cuatro raciones de pescado a la semana, dos o tres de carne, legumbres, lácteos y cereales.

                                              

 Fuente: consumer.es./ wikipedia.es/elmundo.es