Esta web utiliza cookies para que se tenga la mejor experiencia de usuario.
Al continuar navegando se está dando consentimiento para la aceptación de dichas cookies y de nuestra política de cookies.
x

Clínicas y Contacto

 

Tratamientos Corporales

 

Medicina y Cirugía estética

 

Dietas personalizadas

 

Tienda

 

Blog

Clínicas y Contacto
Tratamientos Corporales
Medicina y Cirugía estética
Dietas personalizadas
Tienda
Blog

El Tapper: ventajas y peligros para la salud





Cosas a tener en cuenta si comes con frecuencia de "Tapper":

 Aunque no debemos de obsesionarnos, deberíamos de mantener unas mínimas normas de prudencia para minimizar el riesgo de mantener o transportar, incluso de comer con los envases de plástico sin saber los riesgos que puede conllevan,  o si son aptos o no para el consumo.

 En primer lugar habría que utilizar siempre un  recipiente de calidad para el transporte o conservación de los alimentos,( no deberiamos escatimar en la compra de un buen envase); sin olvidar que el mejor envase es el de cristal.

 En la mayoría de ocasiones, los envases llevan una serie de iconos o numeración en la base del recipiente, que indican el tipo de material utilizado y por consiguiente si son aptos o no para el uso alimentario.
Estas indicaciones deberíamos de conocer todos para una utilización óptima y sin riesgos para la salud.

Para saber si son aptos para uso alimentario, deberíamos comprobar si el recipiente lleva en su base el símbolo de apto para uso alimentario. 

Por lo general utilizar siempre los envases que en su base pongan el símbolo de copa y tenedor   

 Utilizar los envases que en su base pongan los símbolos: PT o PET; PP; LDPE; HDPE.

 Estos símbolos indican con que tipo de material están fabricados, y por consiguiente si son o no para uso alimentario.

 -Evitar los envases que en su base pongan los símbolos: PS y V-PVC
  
Estos envases desprenden sustancias como el bisfenol, ftalatos, plomo, alquifenoles estrogénicos nocivos para la salud.

 -También habría que evitar las bandejas y vasos de estirofoam (similar al corcho blanco) que se utilizan para el café, desprenden con el calor sustancias tóxicas que se van acumulando lentamente en nuestro organismo.

 En otros tipos de envases de plástico o recipientes llevan en su base, un número rodeado de una especie de triángulo, indicando el tipo de material utilizado para su fabricación, y con ello si son aptos para el uso alimentario.   




 Los envases o botellas de plástico con los números 1, 2, 4 y 5 y rodeados de una especie de triángulo  formado por 3 flechas, son seguros para la salud. 
 (aunque las botellas solo deben utilizarse una vez). 

Los envases con los números 3 6 y 7
se deberían de evitar ya que desprenden sustancias nocivas y no son recipientes aptos para uso alimentario.

 Otras recomendaciones importantes: 

  •  Evitar añadir a los envases de plástico caldos o sopas calientes que con el calor puedan alterar la composición del material de plástico, salvo las aptas para soportar temperaturas y que en la base del envase debe de señalar con el símbolo dentro de un cuadrado 100º, o viceversa que puedan superar temperaturas de congelación.

  •  No todos los envases son aptos para microondas, con el calor se pueden desprender sustancias tóxicas. Ver si tiene el símbolo del microondas en la base del envase, incluso observar la temperatura que puede soportar. 

  • Existen ciertos envases resistentes a las altas temperaturas, pero a menudo las tapaderas no lo son, por lo que se recomienda introducir el envase al microondas sin la tapadera, salvo que lo especifique el fabricante.
    No obstante es mejor introducir alimentos cuando se han enfriado un poco en el recipiente antes que muy calientes, y sobre todo no tapar hasta que se enfríe.
     
  • Utilizar siempre que se pueda el cristal al plásticoCalentar al microondas preferentemente los alimentos en plato o cristal antes que en el propio envase de plástico. 

  •  Evitar la reutilización de las botellas de plástico, recordar que el propio fabricante desaconseja rellenarlas de nuevo. 

  • Si se come en la oficina intentar lavarlos al finalizar, y no esperar a limpiarlo cuando lleguemos a casa para evitar que aumente la flora bacteriana y contamine el envase. 
 
  • Es preferible esperar a que se enfríe el alimento cocinado antes de introducirlo caliente en el propio envase, más aún taparlo 

  • Es preferible lavar manualmente el tapper, que introducirlo en el lavavajillas.  

  • Calentar los tarros de vidrio sin las tapas, ya que con el calor pueden migrar sustancias al alimento como la azodicarbonamida nociva para la salud y utilizada para sellar las juntas de las tapas. Un ejemplo sería el de los “potitos”. 

  • Los recipientes donde se venden la comida para llevar, son frágiles y de dudosa calidad, se recomienda no utilizarlo en microondas sobre todo a altas temperaturas.

     Y se podría resumir diciendo que hay que aplicar la lógica y el sentido común preocupándonos un poco más de lo que comemos ( el contenido, pero sin olvidar el continente), pero eso sí, sin obsesionarnos.