Esta web utiliza cookies para que se tenga la mejor experiencia de usuario.
Al continuar navegando se está dando consentimiento para la aceptación de dichas cookies y de nuestra política de cookies.
x

Clínicas y Contacto

 

Tratamientos Corporales

 

Medicina y Cirugía estética

 

Dietas personalizadas

 

Tienda

 

Blog

Clínicas y Contacto
Tratamientos Corporales
Medicina y Cirugía estética
Dietas personalizadas
Tienda
Blog

Dieta equilibrada




La dieta equilibrada es aquella manera de alimentarse que aporta alimentos variados en cantidades adaptadas a nuestros requerimientos y condiciones personales. Llevar una alimentación equilibrada no es ingerir mucha comida, ya que es tan importante la cantidad como la calidad de la misma.

Es importante pensar que no se puede disfrutar de una vida saludable comiendo unos pocos alimentos. La variación es lo idóneo desde el punto de vista del bienestar, permitiéndonos esto disfrutar, además, de la riqueza de los distintos sabores, olores y aromas. De hecho, comer y beber forma parte de la alegría de vivir y, desde luego, la gastronomía no está reñida con las recomendaciones dietéticas ni con una alimentación saludable.

La dieta equilibrada depende de una serie de factores personales tales como el sexo, la talla, el peso, la edad, la actividad que realizamos, el clima y el entorno en el que vivimos.

Debido a los múltiples factores personales de los que depende, la dieta equilibrada varía mucho de unos individuos a otros y por ello se habla de cantidades o ingestas diarias recomendadas (CDR o IDR).

Como Guía para una dieta equilibrada recomendamos consultar la pirámide de alimentos y procurar la elaboración de los menús de manera que, durante una semana, se hayan elegido alimentos pertenecientes a todas las zonas de la pirámide.

La alimentación ha de cubrir los siguientes objetivos: 

1-Aportar una cantidad de nutrientes energéticos (calorías) que sea suficiente para llevar a cabo los procesos metabólicos y de trabajo físico necesarios. Ni más ni menos. 

2-Suministrar suficientes nutrientes con funciones plásticas y reguladoras (proteínas, minerales y vitaminas). Que no falten, pero tampoco sobren. 

3-Que las cantidades de cada uno de los nutrientes estén equilibradas entre sí. Esto es:   

-Las proteínas deben suponer un 15 % del aporte calórico total.

-Los glúcidos nos aportarán al menos un 55-60 % del aporte calórico total.

-Los lípidos no sobrepasarán el 30 % de las calorías totales ingeridas.

En los estudios llevados a cabo en España sobre la calidad de nuestra dieta se ha llegado a la conclusión de que,  la dieta de los españoles deja todavía mucho que desear.

Comparando nuestros hábitos alimentarios con las recomendaciones RDA (recomendaciones dietéticas generales publicadas por la Comisión de Nutrición del Senado de los EE.UU. aplicables a prácticamente todas las personas sanas) se llega a las siguientes conclusiones: 

-Las calorías ingeridas por los españoles sobrepasan en un17 % las recomendadas.

-Ingerimos una cantidad excesiva de alimentos de origen animal.

-El exceso de proteínas de nuestra dieta sobrepasa en un ¡¡ 71 % !! las RDA, consumiéndose unos 90 gr. al día de media.

-El aporte de carbohidratos es insuficiente: un 12 % por debajo. 

-El aporte de fibra también es   insuficiente: un 14 % por debajo.

-El exceso de grasas consumidas es del ¡¡ 82 % !! del recomendado. 

En nuestro país lo mejor que podemos hacer es seguir nuestra tradicional dieta mediterránea   rica y saludable,  la cual mejora la esperanza de vida y disminuye el riesgo de problemas cardiovasculares, gracias a su variedad y no dejarnos llevar por las modas anglosajonas.

CONSEJOS PARA TOMAR UNA DIETA EQUILIBRADA FUERA DE CASA

1.Elige un menú variado que incluya alimentos de todos los grupos básicos.

2.Busca un local donde sea posible elegir vegetales frescos (verduras, hortalizas, frutas).

3.De postre, selecciona fruta fresca o, de vez en cuando, algún lácteo.

4. Evita raciones excesivamente grandes. Es preferible dejar algo en el plato.

5. No abuses de fritos, rebozados, empanados y guisos con grasas.

6. Como preparación culinaria, elige los alimentos asados, a la plancha, parrilla, vapor, etc.

7.Un adulto sano podría tomar una copa de vino o una cerveza para comer, pero es preferible elegir el agua como bebida, sobre todo si    tienes que conducir o trabajar después. 

 8. Evita comer en menos de 40-50 minutos.

CONSEJOS PARA TOMAR UNA DIETA EQUILIBRADA EN CASA.

1.  Planifica tu compra en el mercado. No olvides incluir alimentos básicos de todos los grupos en tu lista.

2. Al pensar los menús, elige alimentos variados de forma que semanalmente incluyas productos de todos los grupos.

3.   No abuses de alimentos ricos en grasas de origen animal.

4. Elige la forma de cocinado más adecuada utilizando las diferentes formas posibles: asados, a la plancha, al vapor, fritos, etc. 

5.  Es importante no olvidarse de consumir diariamente hortalizas, frutas y lácteos.

6. Para los guisos o las ensaladas utiliza preferentemente aceite de oliva o, si no fuera posible, de girasol.

7.  La bebida de elección para comer es el agua. Adicionalmente, quien lo prefiera y sea un adulto sano puede tomar una copa de vino o una cerveza.

8.  Evita levantarte de la mesa estando totalmente saciado

9.  Emplea en comer entre 40-50 minutos.