Esta web utiliza cookies para que se tenga la mejor experiencia de usuario.
Al continuar navegando se está dando consentimiento para la aceptación de dichas cookies y de nuestra política de cookies.
x

Clínicas y Contacto

 

Tratamientos Corporales

 

Medicina estética

 

Dietas personalizadas

 

Tienda

 

Blog

Clínicas y Contacto
Tratamientos Corporales
Medicina estética
Dietas personalizadas
Tienda
Blog

CARBOXITERAPIA




La carboxiterapia es una de las técnicas más utilizadas por los médicos estéticos para el tratamiento de la celulitis asociada a una piel y tejido desvitalizado; también es muy utilizado en el tratamiento de la grasa localizada "enquistada",y en general como terapia antiaging al actuar sobre el envejecimiento cutáneo, tanto a nivel corporal como facial, flacidez y estrías.

La carboxiterapia consiste en introducir por vía subcutánea gas de dióxido de carbono (CO2) de tipo medicinal y aeróbico con una pureza del 99.9%. 
Para introducir el gas medicinal se utiliza un multiinyector monitorizado el cual permite regular la velocidad del flujo, tiempo de inyección y el porcentaje de dosis administrada.

El CO2 se infiltra por vía subcutánea con una aguja esterilizada similar a la que se usa para aplicar insulina; al penetrar el CO2 en el tejido subcutáneo, el gas se distiende propagándose por los tejidos circundantes liberando histamina y catecolaminas que estimulan a los receptores beta-adrenergicos produciendo lipólisis (destrucción de las células grasas), la hiperoxigenación que provoca sobre la zona tratada mejora notablemente el aspecto de la piel, la flacidez y las estrías.

La carboxiterapia no presenta toxicidad sistémica ni efectos secundarios, salvo un ligero y fugaz escozor-calor en la zona de aplicación y se elimina muy rápidamente.

Número de sesiones:

Lo ideal son 1-2 sesiones por semana, en un total de 12 a 20 sesiones dependiendo de la zona a tratar y de la extensión del tejido. 
La duración de cada sesión puede oscilar de 10 a 40 minutos dependiendo de múltiples factores, como la extensión de la zona a tratar.

Modo de acción:
Al penetrar el CO2 en forma de gas produce una hiperdistensión del tejido subcutáneo, que se propaga por los tejidos circundantes con un pequeño enfisema subcutáneo y eritema.
El CO2, al entrar en contacto con la grasa se difunde y, parte de él, va a los glóbulos rojos: al ponerse en contacto con la hemoglobina, cede el oxígeno a los tejidos. Ese oxígeno permite ser usado para reacciones metabólicas y además produce una estimulación de la combustión de grasas.
Como resultados se podrán obtener, tejidos más firmes, reducción de la celulitis, menor cantidad de células de grasa, el rejuvenecimiento de la zona, aumento de a micro circulación, reducción de las estrías y cicatrices,mejorando además, la circulación sanguínea.

Efectos de la Carboxiterapia:

Los primeros resultados se observan de inmediato, sobre todo la calidad del tejido mejora, la piel se vuelve mas lisa y las zonas afectadas se vuelven mas delgadas, mejorando la llamada “piel de naranja”.
El tejido tratado con carboxiterapia reacciona recibiendo más oxígeno, las toxinas son eliminadas y el edema se reduce.

Eficaz en celulitis, grasa localizada, flacidez y estrias; es ideal en tratamientos antiaging al rejuvenecer la piel y tejidos circundantes.
Útil en el tratamiento de grasa localizada”de aspecto duro”, tipo papada, rodillas,etc.

La carboxiterapia mejora tanto la celulitis incipiente como las de tipo II y III.